Blogia
EL CORRESPONSAL

SANTA ROSA. La escuela rural 18 con terreno propio no tiene, aún, local propio.

Dos madres de alumnos de la Escuela Rural 18 de Puntas del Pantanoso, dijeron al El Corresponsal, que la misma existe desde hace más de 100 años, pero aún no tiene local propio, aunque el terreno está disponible y fue adquirido por Primaria para ese fin. Hay 60 niños de entre 1 a 12 años, que están o estarán pronto en la edad escolar, por lo que se hace imprescindible construirla en al zona, en el predio adquirido por Primaria. Dicen tener los documentos que prueban las gestiones realizadas. “Sin escuelas rurales no hay Uruguay productivo” concluyen las firmantes Maria Tejera y María Teresa Cano que ofrecen más información por los teléfonos 0313 2431; 0313 2241. Relatan que por la destrucción del local por las inclemencias del tiempo, y por problemas con los directores, hoy está alojada en plena ciudad, y no tiene un local rural, lo que dificulta la concurrencia de los alumnos, los desarraiga y hace que se sientan incómodos en el medio citadino de Santa Rosa, ciudad donde actualmente funciona la Escuela. En nota firmada por María Tejera y María Teresa Cano, madres de niños de la escuela rural 18, relatan que hasta el año 2002, la escuela funcionó en un local arrendado, ubicado sobre la ruta 6, kilómetro 48. Luego, el tornado del 10 de marzo del 2002, le causó tantos deterioros que fue trasladada al local de la Escuela rural 54. Dicen que por “desavenencias entre los directores de ambas escuelas, en octubre debió ser movida nuevamente a la escuela urbana 119 en al propia ciudad de Santa Rosa, donde está hoy. En junio del 2006, aún continúan las gestiones con las autoridades de Primaria para lograr la construcción de un local propio para la escuela rural 18, en el padrón 47949, que Primaria compró para tal fin. Habría apoyo explícito de la Fábrica Nacional de Cerveza, para la construcción del nuevo local de la escuela rural 18. Las reclamantes dicen ver “como se esta perdiendo la identidad de las escuelas rurales, al dejar de realizarse las reuniones sociales y culturales que fortalecen los vínculos de amistad, de vecindad, de confianza, sin olvidar los trabajos comunitarios”.“La escuela rural” aseguran es el “único espacio de encuentro que tiene la gente de campo” y “porque desarrolla funciones que han trascienden lo educativo” llegando a completar “el valor que le damos a la familia, el amor a la tierra, verdadero cimiento del desarrollo nacional”. “Nuestra presencia, -enfatizan- muchas veces solitaria, recorriendo las caminos, es para que nuestros niños recuperen su espacio, en su medio de vida, en el que nosotros padres y los vecinos elegimos para ellos” y que “aquí nos hemos criado y formamos nuestras familias y queremos seguir viviendo del trabajo en la tierra” ya que “estamos convencidos de que si es en la tierra, en el agro, que se levantara nuestro país, un trabajo que hemos hecho siempre, sea como empleados o como pequeños productores. Así sostenemos nuestras familias y trasmitimos a los hijos el amor por la tierra y al pago”. Relatan que sus hijos, alumnos de la escuela rural 18, al ir a la ciudad extrañan el silencio del campo, el perfume de la huerta y el calorcito del invernáculo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Becker -

...podrá no haber poétas. Pero siempre habrá poesía

fernando luquez -

A padres de la Escuela Rural 18:
Sepan que tienen Uds. un edil departamental que está a sus órdenes: tels. 033-59836 096 72 58 37
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres