Blogia
EL CORRESPONSAL

Gravísima denuncia del sindicato policial canario involucra al Comando Jefaturial en irregularidades, abusos, maniobras y posibles delitos

Gravísima denuncia del sindicato policial canario involucra al Comando Jefaturial en irregularidades, abusos, maniobras y posibles delitos

CANELONES (5570) La Asociación Sindical de Policías de Canelones (A.S.PO.CA) denunció que ha comprobado “graves hechos irregulares” en el ámbito policial canario cometidos por un policía, que tiene el amparo del Comando de Canelones.

 

El mencionado policía genera licitaciones para adquirir equipos obsoletos, que participa con las empresas adjudicatarias del pago, maniobra con vales de combustible y utiliza móviles y personal policial para asuntos particulares.

 

Las autoridades del Ministerio del Interior ya habrían recibido de Aspoca una denuncia por presuntas irregularidades que se estarían desarrollando en la adquisición de bienes por licitación en la Jefatura de Canelones

 

El manejo de estos bienes y sus proveedores estarían aparentemente vinculados a un jerarca policial canario y el que haría una utilización irregular de los móviles, vales de combustible y personal policial en tal ilicitud.

 

Hace unos días acudió a Aspoca un policía -técnico certificado, con 8 años de servicios, expresando que había sido trasladado compulsivamente por el comando de la Jefatura de Canelones, luego de haber mantenido una discusión con su encargado de Sección, por hechos relacionados con la ilicitud que se denuncia.

 

 En fecha 3/05/2007 la Jefatura de Canelones llamó a licitación para la adquisición de equipamientos, numerada con el 14/2007, y en el ítem 40, se pide cotización para la adquisición de 2 unidades un determinado equipamiento por un monto de 194.302 pesos.

 

El policía que recurrió al sindicato policial, advirtió al jerarca a cargo que tal equipamiento no servía para la función y que las especificaciones eran incompatibles con equipos similares ya instalados en la repartición.

 

Una vez que se presentaron los oferentes se advirtió al encargado de decidir tal licitación que los equipos estaban sobrevaluados, pues por la mitad del precio se podía adquirir similares equipos y compatibles con los ya existentes en la policía canaria. Ni siquiera se justifica la licitación para adquisición pues la renovación dejaría obsoletos los equipos.

 

El jerarca que denuncia Aspoca siguió adelante con la licitación, y una vez que se adjudicó la compra y llegaron los equipos, estos quedaron tirados, pues debido a la incompatibilidad, no pudieron instalarse. Para instalarse se debería contratar a otra empresa que lo hiciera lo cual evidentemente significaría otra erogación.

 

El jerarca denunciado ordena al policía denunciante hacer funcionar el equipo como sea, lo cual sería imposible debido a las incompatibilidades técnicas, tomó entonces represalias trasladando al policía a otra unidad, el 30 de septiembre del 2008. El lugar donde fue trasladado le queda trasmano. Se habría dispuesto tal medida como forma de castigo.

 

La empresa que ganó la licitación de los equipamientos es de un amigo del oficial encargado de la repartición que solicitó la adquisición.

 

La firma continúa participando de las licitaciones y habría una segunda presunta irregularidad, pues el jerarca dejaría parte de lo licitado en la empresa, lo que conforma un fondo o saldo a favor, que se reutilizaría en bienes que no fueron objeto de la licitación y por tanto no están comprendidos en los mecanismos de contralor a tales efectos.

 

Según se denuncia el mismo jerarca policial ha adquirido bienes para uso personal, -parlantes, estuches y audífonos para MP3- bienes que no tienen uso policial, pagaderos con los fondos desviados de la licitación

 

El jerarca policial objeto de la denuncia de Aspoca, posee una empresa en el ramo de la informática, en la que trabajan varios policías que pertenecen a las reparticiones que él mismo dirige, y que no concurren a trabajar a la policía para desempeñar tareas de esta empresa, la que tendría –a su vez vinculaciones con la Justicia de Canelones, prestando servicios de mantenimiento.

 

 

El denunciado es un policía ejecutivo, pero de personal subalterno que usa regularmente un móvil policial para asuntos particulares, en viajes fuera del departamento de Canelones por temas personales o de su otro negocio, y –según Aspoca- para ver casas para alquilar en la Costa de Oro.

 

Estos móviles utilizan vales de combustible que son firmados por el Comando de la Jefatura de Canelones.  

 

Respecto de los vales de combustible policiales, el denunciado por Aspoca, mediante un contravale los usa en su vehículo particular. La estación de servicio, confecciona un boleta por el total del importe, recibe el vale y extiende un contravale por la diferencia entre el vale y lo que se cargó, de esta forma como ya se confecciono boleta, el contravale no requiere documentar la matrícula del vehículo donde se carga el combustible.

 

Aspoca denuncia que el Comando de la policía canaria premia al denunciado por realizar tareas ajenas a la función de su subescalafon y grado, haciendo “la vista gorda”

 

Según Aspoca el policía perjudicado denunció los hechos ante la Fiscalia Letrada de Policía el 2 de Octubre del 2008 y el día 9 de octubre del 2008, ratifico su denuncia en la Dirección de Coordinación Ejecutiva

 

El día 13 de noviembre del 2008 el policía denunciante fue citado por la Dirección de Coordinación Ejecutiva, donde esta vez es interrogado según acta 07/2008, intimándolo a que revele si había denunciado al jerarca de la repartición donde prestó servicio.

 

Aspoca reclama el respaldo anunciado por al Ministra del Interior a los policías que denuncien actos de corrupción, por cuanto nos sentimos respaldados en esa materia y reafirma que la Aspoca tiene sus puertas abiertas sean o no asociados para asistirles y respaldar a los que decidan aportar información al respecto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

ana -

por que cuando son policias no pueden pagar igual que otros todos tenemos los
mismos derechos:a la carcel.yo tengo un hijo en canelones pagando su equivocacion, hace 20 dias no saben decirme nada de el, es justo,y estos sinverguenzas hacen lo que quieren y todo bien

Maria Isabel Olivera -

Aspoca tiene que llegar hasta el final con esta denuncia es muy grave imbolucra mucha gente y si son culpables todos a la carcel.

miguel -

Si es culpable expulsion y carcel,no se le puede pagar un salario a tan corrupto funcionario. Miguel
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres