Blogia
EL CORRESPONSAL

Senador Aguirrezabala: el asado del Pepe no alimenta los pobres, alimenta la pobreza

Senador Aguirrezabala: el asado del Pepe no alimenta los pobres, alimenta la pobreza

MONTEVIDEO (entrevista al Senador Aguirrezabala - El Espectador por Emiliano Cotelo) "El "Pepe" no me baja el asado, me da una porquería", dijo el senador Martín Aguirrezabala. "Si usted corre a la gente para el lado que dispara no construye la cultura para salir de la pobreza" sino que iguala "hacia abajo", sentenció. Y preguntó: "¿Usted cree que los frigoríficos están pensando en invertir o en ver cómo hacen lobby con el famoso 'Pepe' para que no los embrome?". (pulsar aquí para oir la entrevista) y (pulsar aquí para ver un trabajo de evaluacion de porcentaje de carne)

MONTEVIDEO  La inflación es una de las preocupaciones del momento. Y más allá de las medidas macro que se han ido tomando, el gobierno parece dispuesto a dar la pelea precio a precio…En esa línea de batalla algunos alimentos parecen llamados a jugar un rol protagónico: el asado, la falda, el pan, la harina, el arroz, el aceite, la leche, el pollo; por nombrar algunos de los objetivos que se ha planteado el ministro José Mujica.

¿Cómo se está viendo esta estrategia desde la oposición?

Teniendo en cuenta que la mayoría de esos productos, es de origen agropecuario, vamos a conversar de este tema con el ex ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca y actual senador de la Lista 15, Partido Colorado, ingeniero agrónomo Martín Aguirrezabala.

Senador Aguirrezabala, ¿cuán frecuente es su presencia en el Senado? ¿Cómo combina la actividad privada con la parlamentaria?

MARTÍN AGUIRREZABALA:
Bien, dedico a la actividad política tres días por semana, más o menos. Dentro de eso, cuando el senador Amaro me da oportunidad, participo en el Senado en forma variable, dependiendo de las temáticas, de repente en alguna temática más de índole económica o agropecuaria participo más, y en alguna otra circunstancia cuando el senador Amaro deja la banca para darme lugar.

EC - Los principales dirigentes de la 15 se reunieron esta semana para evaluar algunos de los temas que mencionaba en la introducción, como inflación, combate a algunos aumentos de precios.

En términos generales, ¿coinciden en que la inflación es un problema?

MA - No hay duda, todos coincidimos, hasta el propio gobierno. El contador Cancela dijo el otro día que la meta seguía en el mismo lugar, porque en un partido de fútbol no se mueve el arco. Y yo decía que el arco puede no moverse, el problema es si usted le emboca. Es notorio que las autoridades económicas y el gobierno no le están embocando al arco, básicamente por una razón macroeconómica, el gasto público se está expandiendo sensiblemente. Recuerdo que en el gobierno pasado, en las rendiciones de cuentas nos reuníamos para bajar el gasto, y hoy la bancada de gobierno se reúne para aumentarlo. El aumento del gasto en la rendición de cuentas que se votó ayer ronda los 270 millones de dólares.

EC - El gobierno insiste mucho en que estamos teniendo inflación importada.

MA - Inflación importada tiene todo el mundo, Brasil tiene una inflación de 3% con la misma situación general de precios de los commodities, y es un país que también tiene un componente muy importante de exportación de bienes de origen agropecuario, como la carne, como la soja. Pasa lo mismo en Chile, tiene una inflación por debajo de 3% y está con la misma situación; es más, en su canasta hay algunos productos de exportación que han crecido mucho más.

Por un lado hay un gasto público que se expande por encima del producto bruto interno (PBI), el gobierno está aumentando el gasto más que lo que aumenta el producto, cuando lo recomendable sería que en un momento de auge, de cierta bonanza internacional, aunque el gasto aumentara, que no lo hiciera por encima del aumento del producto. No estamos diciendo que no se pueda tener algo de aumento del gasto, pero que no se gaste por encima.

Y además en qué? No estamos gastando en infraestructura, no hay una sola inversión en infraestructura, no hay inversiones en carreteras, ni siquiera hay unos 500.000 dólares para invertir en cárceles a partir de 2009. Notoriamente Uruguay está gastando todo lo que le entra y un poco más. Estamos poniendo en el gasto estable del Estado rentas que son del año. Por ejemplo, en el financiamiento del gasto que se propone en la rendición de cuentas están las ganancias del Banco de la República; las ganancias de un banco no son una cosa estable. Si para financiar un gasto estable usted tiene un ingreso aleatorio dentro de un año lo va a tener desfinanciado. Eso es incorrecto, es incorrecto en su casa también, no sólo en Uruguay.

EC - Usted mencionaba ese como uno de los factores.

MA - Es el factor principal, porque usted infla por un lado la demanda a fuerza de poner plata en un sector que no produce, que es el sector público, y por el otro lado se la saca a la producción de bienes. Al sector agroindustrial, entre Reforma Tributaria, recorte de la devolución de impuestos y atraso cambiario, le está metiendo un paquete de unos 270 millones de dólares de costos adicionales. No es poca cosa. Esos costos adicionales significan menor inversión, y la menor inversión significa menos producción. Si se le desfasa, tiene más plata en moneda para pagar menos bienes y hace que los bienes suban. Hay un componente internacional, pero la diferencia entre la inflación de Uruguay y la inflación de las economías de la región, que están mucho más controladas, está marcando que Uruguay está gastando mal, está aumentando el gasto por encima de lo que debe.

EC - ¿Cómo observa los intentos del gobierno de contener la inflación, por ejemplo con esta modalidad de contener ciertos precios en negociaciones con el comercio o la industria?

MA - La intención es buena pero los instrumentos son malos y en algunos casos muy malos. Vamos a tomar algunos ejemplos de formas buenas y de formas malas.

La semana pasada el gobierno determinó una caída del IVA en los asados y en las faldas que se produzcan en los frigoríficos y mataderos.

EC - Se les eliminó por dos meses el IVA de 10% que tienen esos cortes. Usted fue el único parlamentario que votó en contra de esa ley.

MA - Sí. Esto tiene una cosa buena, la disminución de impuestos, siempre es bueno disminuir impuestos. El fenómeno malo de esto es que usted baja los impuestos y hace un acuerdo de precios sobre la falda y el asado.

EC - Aclaremos que además de eliminar el IVA por dos meses, que es lo que pone el Estado, los frigoríficos ponen una rebaja.

MA - Se supone que ponen los frigoríficos y se supone que ponen los carniceros. Digo se supone porque el asado, cualquier corte de carne, es muy heterogéneo. Y como heterogéneo que es, usted puede ajustar el precio por el precio mismo, en igualdad de calidad, o puede ajustarlo con la calidad. El asado es muy heterogéneo, puede ser de vaca, de novillo, de novillo de exportación, de diez costillas, de trece costillas, con pulpón o sin pulpón, puede ser falda o no falda, puede tener el pecho cruzado dentro o no.

EC - La rebaja es para el asado de diez a trece costillas.

MA - Los que conocemos algo sabemos que el asado empeora desde la parte del costillar que está contra el lomo, desde arriba hacia abajo y desde atrás hacia delante. Los cortes de diez a trece costillas y la falda son los peores de la res, son los que tienen menos carne. Si hace el valor por kilo de carne de ese asado (lo puede hacer), le va a dar 150 pesos el kilo de un asado de esos o de asado con falda que compre a 45 pesos. En muchos lugares no lo encuentra, pero vamos a suponer que lo compre a 45 pesos, le va a quedar a 150 pesos el kilo de carne. Hay muchas pulpas que valen menos de 150 pesos el kilo.

Si usted asume que la pobreza es un fenómeno cultural, porque es esencialmente un fenómeno cultural, porque la diferencia entre un señor pobre de mi edad y yo, es que yo tuve la oportunidad de una educación en todos los sentidos, en los sentidos formales y en los sentidos informales. Si usted hace que la gente de menores recursos gaste peor esos recursos, no está alimentando a los pobres, está alimentando la pobreza. Por eso voté en contra. Si hubiera un organismo de defensa del consumidor en serio, prohibiría esa medida, porque está instigando al consumidor a comprar algo más barato pero que en definitiva es más caro que otra cosa que puede comprar y que es mejor para la alimentación de sus hijos.

EC - Cuando lo entrevistamos la semana pasada, cuando se estaban tomando estas decisiones, el ministro Mujica justificaba la elección de estos cortes para la rebaja de precios de esta manera.

(Audio)

“JOSÉ MUJICA:
La experiencia indica que tienen un alto consumo y ejercen una presión empujando hacia bajo el precio de las carnes más comunes, más corrientes, más populares, digamos.”

(Fin.)

EC - ¿Qué responde a ese argumento?

MA - Notoriamente es una medida populista, en todos sus sentidos. Es como cuando sus hijos le piden golosinas, puede ser que les dé algunas, pero en términos generales intenta que se alimenten de acuerdo con unos estándares nutricionales buenos. Si usted corre a la gente para el lado que dispara (que es la propia imagen del populismo) no construye la cultura que hace que los países salgan de la pobreza. Estamos construyendo día a día una igualdad hacia abajo, que conduce hacia donde ni usted ni yo queremos ir. Ni siquiera creo que sea hacia donde la mayoría de los uruguayos quiere ir.

EC - ¿Qué había que hacer, entonces, ante un aumento como el que se estaba dando con el precio de la carne? ¿Qué se podía hacer?

MA - Yo les decía a los senadores del gobierno que hay medidas limpias y medidas sucias. Esta es una medida sucia, porque no tiene claridad alguna, por lo que decía antes y por lo que pasa hoy en el mercado, usted va y no hay “asado del Pepe”, se lo esconden o no lo entrega el frigorífico porque tiene un mejor mercado o porque no tiene esa porquería para vender. (Ayer un muchacho me decía que hay un graffiti por ahí que dice: “Gracias, Pepe, por el asado y el arroz. Lassie”.) Hay un problema muy serio, estamos igualando para abajo, el otro día escuché a Zabalza decir en televisión que esto era indigno. No es indigno, pero es engañoso, y eso es malo.

EC - ¿Qué alternativas había? Usted hablaba de medidas sucias y medidas limpias. ¿Cuáles serían medidas limpias?

MA - Hace un mes y algo en el Senado votamos la exoneración de IVA a la carne de pollo, a la carne de cerdo y a la carne de conejo. Eso no se ha implementado y podría estar perfectamente disponible, sería una buena forma.

Otra medida limpia (ayer se lo expliqué al ministro Mujica) es la exoneración del IVA a la carne ovina por un período largo, porque, como se dice vulgarmente, la escasez de carne se combate con carne, si usted tiene una medida de exoneración de IVA a largo plazo estimula a un conjunto de operadores a producir carne ovina para el mercado interno, y eso puede sustituir perfectamente a la carne vacuna. Tiene un peligro, porque tiene que seguir abriendo mercados para la carne ovina y puede pasar lo mismo que con la carne vacuna.

EC - De hecho se están abriendo dos, el de Estados Unidos y el de Venezuela.

MA - Lo veremos. Si se abren es fantástico, es una buena noticia, porque el problema es de poder adquisitivo, en la medida que haya más trabajo y mejor ingreso la gente puede comprar mejor. El problema de hoy en la carne es puntual, se produce todos los inviernos, este invierno se produce en mayor medida porque es un invierno particularmente duro, pero estas medidas no ayudan en nada, únicamente engañan a la gente con esta demagogia de “te controlo los precios”. Porque los precios no se controlan, si usted me dice que controló el precio del arroz poniendo 30% de quebrado no lo controló, le dio de comer a la gente arroz para perros. Yo he comido muchas veces, no es problema, es lo mismo, nada más que es quebrado, pero está vendiendo un producto distinto. Si compra arroz para perro y se lo come, que lo puede comer, es más barato aún. En lugar de construir cultura de trabajo, cultura de buen consumo, que saca gente de la pobreza, se está construyendo una cultura de esperar que el Pepe rebaje el asado. Y el Pepe no me baja el asado, me da una porquería más barata.

EC - En la misma entrevista que yo citaba recién, Mujica dejaba planteada una preocupación ya más de largo plazo a propósito de cómo funciona la industria de la carne en nuestro país.

(Audio)

“JOSÉ MUJICA:
La penuria forrajera ha impuesto una caída en la cantidad de animales preparados y la industria tiene notorias dificultades, porque los tres años de bonanza que han precedido significaron tácitamente un aumento de la capacidad de faena, entonces cuando la faena cae considerablemente es muy probable que la industria tenga un encarecimiento por los costos fijos, por la subutilización de su inversión. En el futuro habrá que estar atentos a este fenómeno porque tal vez haya habido una expansión frigorífica más allá de las posibilidades del país. Ojalá me equivoque.”

(Fin.)

EC - ¿Podemos haber tenido una expansión frigorífica más allá de las posibilidades del país?

MA - No, todas estas cosas tienen ciertas armonías. La industria frigorífica tiene una capacidad instalada hoy más o menos acorde con las posibilidades del país. Pero el país puede producir el doble de lo que produce. Se ha empezado a transitar por un camino equivocado respecto del mal llamado país productivo, que es un eslogan porque desde marzo de 2005 no ha habido ninguna medida favorable a ese país productivo, con excepción de una cierta estabilidad macroeconómica, que ahora se empieza a romper por la vía del aumento desmesurado del gasto.

El aumento desmesurado del gasto provoca, entre otras cosas, la necesidad de una reforma tributaria, y la reforma tributaria le resta capacidad de inversión al sector productivo. Estamos en una discusión vieja en los estamentos técnicos y políticos, si conviene o no ponerle impuestos al sector primario. Uruguay crece, su economía depende fuertemente del sector agroindustrial; el país funciona, camina, crece si hay mercados para colocar los productos agroexportables y si hay aumento de la producción primaria, porque la materia prima de su agroindustria es la producción primaria, y usted no puede traer un novillo de Australia para faenarlo acá y vender la carne a Estados Unidos, ni puede traer un barco con leche y hacer los productos lácteos para venderle a México. El crecimiento de Uruguay depende del crecimiento del subsector primario, y como el subsector primario es de baja rentabilidad, como en todo el mundo, más allá de que ande bien o mal, el crecimiento es escaso. Usted tiene que maximizar el crecimiento, para eso tiene que maximizar la inversión, y para eso lo más conveniente es dejar la producción agropecuaria sin impuestos.

Es similar a lo que pasó con la forestación, se le sacaron todos los impuestos y hubo un boom primario que atrajo el desarrollo de los sectores secundario y terciario relacionados. Si aprendiéramos de las cosas que hacemos bien, sacaríamos todos los impuestos al resto de las actividades primarias para que crecieran lo más rápido posible. Si crecieran lo más rápido posible Uruguay también crecería lo más rápido posible. En ese sentido, hoy hay una capacidad instalada y la capacidad de inversión del sector primario, y sobre todo del ganadero, está cayendo relativamente. Sobre todo del ganadero, porque además tiene la contra de que tiene que luchar por la renta de la tierra con la forestación, con la apicultura, con la lechería, entonces las rentabilidades del sector ganadero se están achicando, pesa mucho el tipo de cambio.

Eso podría implicar a futuro (no en el pasado) una inversión relativamente menor y no crecer a las tasas que podríamos llegar a crecer. En 2004, en 2003, el sector creció a casi 12% anual, y hoy está creciendo en el orden de 3% anual, es una diferencia muy grande, es cuatro veces menos. Si usted crece más rápido necesita más rápido la capacidad de faena. No puede ir y venir con la capacidad de faena, no creo que la capacidad de faena sea excesiva, pero los costos están subiendo mucho. El ministro Mujica no dice que los costos crecen más porque crecen los salarios en la ecuación en dólares, como el dólar está muy retenido están muy caros, crecen demasiado los costos fijos en general, y a su vez si disminuye la faena pesan más los costos. Eso se arregla con producción, y la producción se arregla con estímulo, y el estímulo es no tocar, no molestar, no precisa cosas raras.

EC - ¿Usted está aludiendo a ese talón de Aquiles que tiene la ganadería uruguaya, la baja tasa de nacimientos en el ganado vacuno? Es una variable en la que seguimos con números estancados. El ministro en la entrevista reconocía que ahí hay un punto que el país no termina de atacar, eso ya existía cuando usted fue ministro.

MA - El punto se ataca solo, lo ve en los precios de la hacienda. Cuando aumenta mucho el precio del ganado gordo la gente engorda más, al engordar más precisa más reposición, más ganado flaco; al precisar más reposición aumentan los precios de la reposición, aumentan los precios de los terneros; cuando aumentan los precios de los terneros empiezan a aumentar el valor de la vaca y la tasa de procreo, la gente se preocupa más, pero siempre y cuando le den las cuentas.

Hoy la gente se está empezando a preocupar, hay mucho destete precoz, hay inversión, porque si un ternero vale 1,30 dólar, 1,40 dólar, la ecuación empieza a servir para criar, para darle una pradera a una vaca, etcétera. En mi caso particular lo estoy haciendo. Esas cosas son las que van a hacer que el sector criador empiece a mejorar, y está empezando a mejorar. En ese contexto también están las variaciones interanuales, y esta es una, este es un invierno particularmente duro, lo que está teniendo consecuencias inmediatas en el mercado y veremos las que tenga en adelante.
 
EC - ¿La tendencia de largo plazo no es favorable a la producción de carne? ¿No tendría que estar dándose esa inversión en mejora de la tasa de natalidad?

MA - Se está dando, pero esas cosas no se ven de un día para el otro.

EC - ¿Qué se puede hacer desde el gobierno para impulsar ese tipo de inversiones?

MA - Lo primero es no toquetear los precios, lo segundo es no poner impuestos cuando es innecesario. Hoy el gobierno está haciendo que los frigoríficos, los productores, todos estén dedicando la atención a lo que dice Mujica, cuando usted amenaza con que va a poner detracciones baja el estímulo a la gente, porque le baja el nivel de seguridad.

EC - Mujica dijo que nunca pensó efectivamente en poner detracciones.

MA - ¿Pero para qué lo dice si no lo piensa? Entonces uno empieza a pensar: de todas las cosas que dice, ¿cuáles piensa? La mayor parte no, porque si las pensara dos veces no diría la mayor parte de las cosas que dice. Eso genera inestabilidad, parece mentira, uno dice “¿será así?” Si su papá le decía que podía comer Ricardito y al otro día cuando iba a tocar uno le pegaba con una regla, ¿usted qué hacía?, ¿iba decididamente a tomar eso, o iba mirando de reojo a ver qué le iban a hacer? Eso es lo que está pasando, la gente mira de reojo en lugar de tomar la iniciativa firme. ¿Usted cree que los frigoríficos están pensando en invertir o en ver cómo hacen lobby con el famoso Pepe para que no los embrome?


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Kazorla -

"Todos se ríen de mí, porque soy diferente. Pero yo me río de todos porque son iguales" ()

P.Gil -

Apártate de mi sol

P. Gil -

"Apártate de mi, Sol".
-Diogenes Laercio a Alejandro-

N. Abo -

¡¿Quièn?! (le pone el cascabel al gato)

A. S. Ado -

"Lejos de nosotros la perniciosa novedad de discurrir" -Universidad de Cervena

Z. A. Pallo -

Cuando Augusto bebe, Polonia se emborracha

Dulcinea -

"Cada uno es hijo de sus obras", Hace decir Cervantes a Don Quijote, en su primera salida, cuando encuentra a un hombre azotando a un muchacho, en nombre de la caballería le ordena que deje de golpearlo y que le pague lo que le debe. El muchacho no está conforme porque el hombre en cuestión no es un caballero y no cumplirá lo que promete: "Importa poco eso -respondió Don Quijote-, que Haldudos puede haber caballeros; cuanto más que cada uno es hijo de sus obras.
También Sancho Panza tiene a mano esta expresión para indicar que él es quien se ha hecho a sí mismo: "Yo no estoy preñado de nadie -respondió Sancho-, ni soy hombre que se dejaría empreñar de rey que fuese, y aunque pobre, soy cristiano viejo y no debo nada a nadie; y si insulas deseo, otros desean peores cosas, y Cada Uno es Hijo de sus Obras.
POR SUPUESTO, SI ALGUIEN ES HIJA DE SUS OBRAS PARA DON QUIJOTE, ESA ES DULCINEA:
"A eso puedo decir -respondió Don Quijote- Que Dulcinea es hija de sus obras, y que las virtudes adoban la sangre, y que en más se ha de estimar y tener a un humilde virtuoso que un vicioso levantado, cuanto más que Dulcinea tiene un jirón que la puede llevar a ser Reina de corona y ceptro.

Dulcinea -

In hoc signo vinces, Constantino!

Fernandito -

"ASADO, PEREJIL, NABO Y ZAPALLO DEL PEPE: UNA NUEVA RECETA"
No sé, en realidad, en que página del programa del gobierno del cambio, un capítulo destinado a la gastronomía o economía doméstica. Por cuanto, los uruguayos osamos disfrutar el asado del pepe; el cordero del pepe; en fin, parece ser, que en vez de Ministro de Ganadería, tenemos a un Cheff.
PROTESTEN URUGUAYOS, PROTESTEN...

kazorla -

NO OBSTANTE... No deja de ser esto un Buen Acceso al Post-Grado para "carniceros" avezados.

KAZORLA -

"¡C´est le commencement de la fin!"
-Talleyrand (1812)-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres