Blogia
EL CORRESPONSAL

Científica pedrense inventa nuevo método anticancer, cargando bacterias con drogas.

Científica pedrense inventa nuevo método anticancer, cargando bacterias con drogas.

INTERNACIONALES (2830) La Dra. Nancy B. Mugridge "Senior Scientific Researcher" es una joven científica uruguaya que ha sorprendido al mundo médico.

La joven impulsada por la muerte de uno de sus familiares más cercanos, se dedicó a la ciencia médica con ahínco. Hoy lidera un grupo de investigadores en los nuevos tratamientos contra el cáncer.

Mugridge, nació en Las Piedras, departamento de Canelones –Uruguay- completó sus estudios profesionales y su doctorado en la Universidad de Tecnología, Sydney (UTS), donde comenzó a diseñar el procedimiento que ahora impacta en la comunidad científica internacional.

La Dra. Mugridge, especializada en genética y microbiología molecular, trabaja en este proyecto desde hace casi 8 años. Esta joven uruguaya distribuye su tiempo entre tubos de ensayo, microscopios y bacterias; y su hogar decorado con la "gloriosa camiseta celeste" en un lugar de preferencia, –según dijo al periodista Walter Amaro de Informe Uruguay– y el asado, los bizcochos y algún choripan, se codean dulcemente con una nostalgia Uruguaya.

 

La empresa australiana EnGeneIC -con la que la Dra. Mugridge, está vinculada- ha desarrollado un sistema de administración de quimioterapia diferente al tradicional. Se trata de fragmentar bacterias y cargarlas de droga anticancer. Esta bacterias están específicamente diseñadas para asociarse a las células objetivo (enfermas) una a una. El método se llama EDV (EnGeneIC Delivery Vehicle) por sus siglas en inglés. Las mini-bacterias son como “bio-bombas” llenas de medicamento, cerradas por la membrana citoplasmática, que pueden inyectarse al paciente y no afectar las células sanas de la persona.

  

La investigadora, que vive en Ryde, en Sydney, Nueva Gales del Sur, señala que el tratamiento con el procedimiento quimioterapéutico habitual para la cura de cáncer, administra al paciente, medicamentos anticancer por la vía tradicional. Estos medicamentos destruyen las células cancerosas, pero también tienen efectos sobre el resto del cuerpo -los efectos secundarios-, y la reducción de la dosis puede volver ineficaz el tratamiento.

 

Todo medicamento podría ser encapsulado en los EDVs –afirma la Dra. Mugridge- De hecho, consideran ahora la posibilidad de inyectar EDVs con múltiples drogas anticancerosas como tratamiento de choque, algo que los oncólogos se resisten a hacer por los efectos secundarios graves en el paciente.  

 

Los sistemas actuales, explicó la científica uruguaya, son algo así como “artillería pesada” que barre grandes áreas enteras, pero causan daños colaterales. Su método –cargar las bacterias con medicamentos anticancer- diseñado por el equipo de biólogos al que ella pertenece, funciona distinto. Tiene la precisión de un francotirador que dispara pocas veces pero siempre da en el blanco.

 

La Dra Mugridge explicó que las mini-bacterias son “bio-bombas” llenas de medicamento y cerradas por la membrana citoplasmática, y sólo ataca las células cancerosas, nunca las células sanas.

 

En Australia, las remesas para investigaciones científicas son por lo general asignadas a las universidades estatales. Los ejecutivos del proyecto en este caso son Dra.Jennifer MacDiarmid y el Dr. Himanshu Brahmbhatt, que fueron quienes solventaron la investigación con capitales privados, arriesgándose a que los resultados no fueran aprovechables.

 

La membrana de las bacterias puede ser diseñada, utilizando ingeniería genética, para contener anticuerpos biospecíficos en la superficie: un extremo está unido a la membrana y el otro es específico de un tipo de proteína de la célula objetivo.

 

Hasta que estos anticuerpos de la membrana no estén expuestos a la proteína específica para la que han sido diseñados, no pasa nada. Cuando están en contacto, el EDV descarga el medicamento a la célula cancerosa sin afectar las células sanas.

 

Han experimentado con ratones que tenían tumores de mama, de ovarios y que padecían leucemia. Las mini-bacterias han sido “cargadas” para atacar cada tipo de célula objetivo y los resultados según la investigadora ha sido muy buenos y  prometedores.

 

Los investigadores australianos, están impedidos de llevar a cabo determinadas prácticas científicas en algunos animales debido a leyes vigentes en aquel país continente. Si se han realizado pruebas con perros, cerdos y primates y –según la Dra. Mugridge-, los ensayos clínicos con humanos serían en este año 2007 en Australia.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

kazorla -

¡Qué Bueno! Agradezco el toquecito "doméstico-sentimental" de esta nota porque a pesar de mi escasa instrucción, me da pie para sentirme animada a comentarla. Y es que leyendola me vinieron ganas de mencionar la franca inclinación a la inteligencia creativa que tan facilmente prospera por esos lares. ¿Sabían ustedes que los uruguayos son famosos por su imaginación? Un día de estos cuando los líderes se avoquen a descubrir la cura contra el hambre y los niños que no se distraigan con el chiflido de su propia pancita en las aulas dejen de ser la minoría que todavía representan, las "doctoras y doctores Mugridge" en muchas ciencias, comenzarán a surgir como de abajo de las piedras. Yo no sé pero a mi me parece que sí... que este puede ser el momento propicio para que empiece a suceder. ¿Quién mejor que un médico, un humanista plantearse esa conquista?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres